jueves, marzo 26, 2009

1/3 de las portabilidades en la UE son en España

Durante el año 2008, se produjeron en España más de 4 millones de cambios de operador manteniendo el mismo número, acción conocida como portabilidad de móviles.

El número exacto, 4,17 millones de portabilidades, sobre un total de 14 millones realizadas en toda la Unión Europea en 2008, equivalen a que casi una1 de cada tres portabilidades se realizó en España.

La propia UE aplaude este gran volumen de cambios de operador como signo positivo en un mercado en busca la competencia como camino a una reducción de precios, pero sin embargo, la realidad es muy distinta. De hecho, nuestra factura "tipo" de teléfono móvil alcanza los 45,83 euros/mes, contra 19,49 euros/mes de la media europea... DE LA MEDIA !!! (en Holanda no llega a los 10 euros, y en Portugal, apenas a 17 euros, precios calculados según una cesta de consumo similar de llamadas, SMS, etc).

La razón fundamental para efectuar una portabilidad en nuestro país no es la ideal (la búsqueda de un plan de precios más barato, o al menos, más adecuado a nuestro perfil de usuario), sino la mejor forma de sustituir nuestro teléfono móvil por uno más nuevo, moderno y, porqué no, mejor.

Esta claro que 4 millones de portabilidades son 4 millones de posibilidades de equivocarnos en nuestro planteamiento, pero sospechamos que, por suerte o por desgracia, acertamos en, por lo menos, 3 millones de casos...

Nadie puede negar que el mercado español y sus cifras de portabilidad móvil están claramente "manipulado" por nuestra costumbre de preferir un regalo inmediato (en forma de descuento sobre el precio del terminal), a buscar la tarifa más baja y, por lo tanto, adecuada a su perfil.

Y mientras, las operadoras dominantes mantienen su cuota cercana al 96%, con precios por minuto de hasta 60 cent...

YOIGO BLOG

1 comentario:

sucotronic dijo...

Es triste, pero cierto. En España la gente se deja deslumbrar por un teléfono super-nuevo del que no van a usar ni una quinta parte de sus posibilidades... No pierdo la esperanza en que esto cambie algún día y todos se preocupen por lo importante, que son las tarifas, para que haya competencia de verdad.